XXIII Edición del Diccionario de la Real Academia Española

diccionario real academia española

El pasado 17 de octubre, con motivo de la celebración del III centenario de la creación de la Real Academia Española se presentó y publicó la XXIII edición del Diccionario de la RAE.

Nos encontramos ante la versión más actualizada y amplia de uno de los tesoros de la lengua hispana ya que aunque exista la versión electrónica, la cual recibe más de millón y medio de consultas diarias, tendremos que esperar para su actualización virtual.

El acto de presentación del Diccionario se realizó en la Real Academia Española, sita en Madrid, con la presencia de unos 900 invitados entre los que se encontraban diversos académicos, ministros, parlamentarios y el Rey de España Felipe VI y la Reina Doña Letizia.

diccionario real academia española

Consciente del peso a nivel mundial de nuestra lengua, el rey Felipe realizó su discurso en el que cabe subrayar su especial hincapié en la necesidad de aprovechar la tecnología de nuestros días y el hecho de que el español se haya convertido en la segunda lengua de internet y en un activo económico de primer orden.

En lo que a la obra respecta, entre las novedades de la XXIII edición del DRAE, cabe destacar la inclusión de términos de diverso tipo, algunos de ellos de la cultura islámica como burka o hiyab, otros del mundo de la informática como el verbo hackear, e incluso se han llegado a incluir voces de la jerga juvenil, como por ejemplo el amigovio, que según esta obra es una “persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso que un noviazgo”.

He querido publicar este artículo en nuestro blog, ya que considero que el Diccionario de la Real Academia Española es una obra que todo el mundo hispanófono debe incluir en la biblioteca personal de su casa y para nosotros, los traductores, es la herramienta clave.

¿Dónde reside la magnificencia de este diccionario para que llegue a ser la herramienta clave del traductor? Pues, en que todo traductor debe ser un buen conocedor de su lengua materna. Los profesionales de la lengua no solo deben conocer a la perfección, uno, dos o más idiomas extranjeros, de hecho, es más importante conocer la lengua propia, saber redactar, saber expresarla en el momento adecuado, para el público deseado, con el objetivo perseguido y con otros elementos a tener en cuenta.

En CBLingua, los traductores recurrimos constantemente a este diccionario, ya que muchas veces resuelve dudas sobre colocación de preposiciones, ayuda a encontrar el término más preciso para el texto que estemos tratando o incluso nos ayuda a definir con la máxima precisión vocablos que conocemos vagamente. También hay que tener en cuenta que el español es una lengua de gran difusión geográfica y el DRAE, que considera la gran riqueza de nuestro idioma, nos ayuda con las voces americanas, los localismos, que en ocasiones debido a nuestra visión desde un punto peninsular, no somos capaces de llegar a comprender.

En resumen, el Diccionario de la Real Academia Española es una obra que debe ser estimada por todos los hispanohablantes, y no solo por traductores o filólogos, sino por todos nosotros, ya que solo al abrir cualquiera de sus cientos de páginas y leer una entrada, puedes ser consciente de la riqueza y extensión de nuestra lengua. Una lengua hablada en cuatro de los cinco continentes del mundo, que cuenta con unos 550 millones de habitantes que viven en terrenos más comunicados, más aislados, más juveniles, es decir, una serie de factores que hace de la lengua española un elemento que tan diverso y original que necesita ser regulado por una institución como la Real Academia Española.

Sobre Carolina Balsa Cirrito 157 Artículos
Gerente - Directora. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!