¿Estáis pensando en la adopción de un bebe en el extranjero? Si tú y tu pareja (o tú en solitario) os planteáis llevar a cabo una adopción internacional es muy importante conocer los pasos de un proceso de este tipo y que tengáis en cuenta que a la hora de permitir la adopción internacional cada país exige una serie de requisitos distintos.

Proceso de adopción

Esta guía os informará del procedimiento que debéis realizar y las direcciones de los organismos a los que hay que recurrir en España para una adopción internacional.

Entregar la solicitud. Primero debes dirigirte a los servicios competentes de tu comunidad autónoma (Servicios de Protección de Menores, Consejerías de Bienestar Social, Servicios específicos de Adopción). Aquí recibirás información genérica sobre la adopción internacional, sus condiciones y procedimientos de adopción internacional.

A continuación debes rellenar una solicitud y entregarla junto a la documentación requerida por la administración autonómica. De esta forma comienza la apertura del expediente para la adopción internacional.

Certificado idoneidadConseguir certificado de idoneidad. El certificado de idioneidad es un requisito indispensable para la adopción internacional. Es un estudio realizado por psicólogos y trabajadores sociales. En él se valora la situación personal, familiar y social de los adoptantes así como su capacidad para crear vínculos estables y seguro, habilidades educativas y la aptitud para atender a un menor.

Para ello debe asistir a un programa de preparación para la adopción internacional, que incluye sesiones grupales con los solicitantes de adopción y profesionales expertos en adopción internacional con el objetivo de reflexionar sobre las necesidades de los menores adoptados y ayudarte en el proceso de toma de decisión para la adopción.

Sólo la entidad pública competente de cada Comunidad Autónoma podrá emitir estos Certificados de Idoneidad, cuyo período de vigencia es de 3 años desde la fecha de su emisión, siempre que no haya variado la situación de los solicitantes.

Elegir modo de tramitación. Ahora hay que decidir que vía de tramitación del expediente hay que escoger para la adopción internacional: si es a través de las Administraciones Públicas o por medio de las (Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional) ECAIS. La elección va en función del país de origen del adoptado. Hay Estados que admiten sólo una de estas vías y hay otros que admiten las dos para la adopción internacional.

Enviar el expediente. A continuación hay que preparar el expediente con los documentos que solicita el país del niño. Esta información la puedes conseguir a través del Servicio de Menores de tu Comunidad Autónoma o la ECAI elegida para la adopción internacional.

Traducción Jurada : La traducción jurada es fundamental siempre que se trate de una adopción internacional y el idioma del país sea diferente al castellano.  En este caso todos los documentos deben ser traducidos por un Traductor Jurado oficial acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores En Traductores Oficiales contamos con un equipo de traductores jurados especializados acreditados por el Ministerio de Asuntos Exteriores que garantizan la calidad de  todas las traducciones para el trámite de adopciones internacionales. Todos nuestras traducciones van debidamente selladas y firmadas por traductor jurado, que se encargan de otorgar validez y legalidad en otro idioma al documento traducido.

Validación:  Toda la documentación requerida debe ser apostillada o legalizada y autentificada en el país extranjero para seguir con la adopción internacional. La etapa final es la legalización en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España y en el Consulado del país.

Envío al país de origen: Se lleva a cabo en función de la vía de tramitación elegida, a través de la Administración Pública competente o de la ECAI.

Esperar la respuesta. El tiempo que transcurre desde que se remite el expediente de solicitud de la adopción internacional al país de origen hasta que se recibe la propuesta de asignación varía en cada caso de adopción. Depende de factores tales como la situación del país, los cambios legislativos, la política de protección a la infancia… Estos condicionantes pueden retrasar e incluso hacer que no prospere un proyecto de adopción internacional.

Si finalmente se ha asignado un niño, se enviará la propuesta a la Comunidad Autónoma. Aquí consta información sobre el pequeño (historia médica, informe psicosocial, fotografía…).

La Autoridad Competente de la Comunidad Autónoma que declaró la idoneidad de los solicitantes para la adopción internacional deberá manifestar en esta fase tan importante del proceso en la que ya entra en juego la realidad de un niño concreto, su acuerdo o desacuerdo tras la valoración de la información recibida del niño y la de los solicitantes de la adopción internacional.

Después, los padres también podréis aceptar o rechazar la propuesta.

Viajar al país de origen. Dependiendo del país se tendrá que viajar una o dos veces: uno para conocer al menor y otro para legalizar la adopción internacional.

Para que el pequeño pueda salir de su país es necesario que el Consulado Español de ese Estado inscriba la adopción internacional en el Registro Civil Consular o expedir un visado de reagrupación familiar.

Llegada del menor. Para que la adopción internacional plena, constituida en el extranjero, sea reconocida en España, es necesario que una vez que estéis en tu lugar de residencia presentes una solicitud de inscripción de la adopción internacional en el Registro Civil de tu localidad. Además, es aconsejable que comuniques tu llegada a España con el menor adoptado al Servicio de Protección de Menores de tu Comunidad Autónoma.

Seguimiento del niño. Todos los países exigen la remisión de informes de seguimiento para conocer la adaptación del niño. Recuerda realizarlo con la regularidad que te hayan exigido (varía dependiendo del país de origen), si no pueden producirse conflictos y hasta peligrar futuras adopciones internacionales.