Pautas sobre como mejorar nuestra traducción

mejorar una traducción

Queremos ofrecer a los traductores, tanto noveles como profesionales, algunas directrices básicas para mejorar la calidad de las traducciones, satisfacer las necesidades de los clientes y ofrecer un buen servicio de traducción.

En un proyecto de traducción entran en juego una gran diversidad de elementos que, si sabemos identificarlos correctamente, prestar la atención que necesitan y cuidarlos al detalle, conseguiremos un excelente trabajo final:


Mejorar nuestra traducción

  • Traducción de calidad. Antes de fijarnos en cualquier otro aspecto, debemos asegurarnos de que la traducción sea 100% exacta y fiel al contenido y mensaje original, libre de errores ortotipográficos o de contenido y haya sido adecuadamente revisada antes de su preparación y entrega.
  • Cuidar los detalles de presentación de nuestra traducción. “Una imagen vale más que mil palabras” y nunca mejor dicho. La forma en que presentemos nuestra traducción, sobretodo si se trata de una traducción jurada, se traduce como un punto a nuestro favor. Otro factor que debemos considerar es la maquetación de nuestras traducciones: contar con un software que nos permita mantener el mismo formato y diseño que el texto original nos garantizará que el cliente que reciba nuestra traducción quede aún más satisfecho con el trabajo realizado.
  • Mimar a nuestros clientes. A lo hora de prestar un servicio es fundamental que el trato con el cliente sea cordial, educado, agradable y que aseguramos una correcta comunicación con el mismo a fin de comprender sus necesidades, ofrecerle todas las facilidades posibles y satisfacer su demanda. Debemos ser capaces de resolver todas las dudas que nos planteen nuestros clientes y que cuando marchen de nuestra oficina lo hagan con una sonrisa…y, por supuesto, con una traducción de calidad bajo el brazo.
  • Cumplir con los plazos acordados. Un aspecto que dice mucho de la calidad de nuestro servicio es la fiabilidad. Si el cliente acuerda un plazo y confía en nosotros, no podemos fallarle. En caso de que no sea posible entregar la traducción en la fecha establecida, se recomienda informar al cliente con suficiente tiempo de antelación y acordar con él una ampliación del plazo de entrega.
  • Saber trabajar bien en equipo.No son pocas las veces en las que varios traductores deben trabajar conjuntamente en un mismo proyecto de traducción o una misma traducción pasa por varias personas: traductor, revisor, maquetador, y otra vez al traductor para revisarlo todo de nuevo. En cualquier caso, el trabajo en equipo debe basarse en el respeto, la buena comunicación y la efectividad, asegurando un ambiente de trabajo agradable.
  • Nunca dejes de estudiar.La profesión del traductor requiere que estemos siempre en continua formación, contemos con conocimientos actualizados en nuestra materia de especialización, conozcamos los recursos informáticos y herramientas TAO más novedosos, asistamos a conferencias, congresos, jornadas de traducción, o realicemos cursos de especialización en nuevos sectores “ampliando nuestras fronteras traductoras”.

Estudiar traducción

Como podéis comprobar, marcar la diferencia no es tan difícil. Estos son los pilares básicos de nuestra empresa, CBLingua, sobre los que nuestros traductores trabajan diariamente y consiguen traducciones de calidad, clientes satisfechos y un éxito profesional a todos los niveles.

Sobre Carolina Balsa Cirrito 157 Artículos

Gerente – Directora. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!