¿Necesito un traductor jurado?

¿Necesito un traductor jurado?

Cada vez que hemos tenido la necesidad de traducir algún tipo de documento, nos hemos preguntado lo mismo. Si necesitaríamos una traducción jurada o, si por el contrario, no nos hiciera falta.

¿Qué tipo de documentos precisan del sello y la firma de un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores?

Como norma general, son los organismos oficiales los que nos van a pedir una traducción jurada de nuestros documentos. Esto es para evitar falsificaciones o errores y certificar que se trata de una traducción fiel y exacta al original. Lo que se denomina «seguridad jurídica».

Algunos documentos que precisan de un traductor jurado son los siguientes:

  • Titulación. Si bien queremos estudiar en el extranjero o si ya lo hemos hecho y vamos regresar a nuestro país de origen por las razones que sean, lo más seguro es que tengamos que traducir la titulación académica para poder convalidarla en el país correspondiente.

  • Certificado de antecedentes penales. En caso de que queramos trabajar en el extranjero, necesitaríamos, a parte de la traducción de nuestra titulación académica, un certificado de antecedentes para poder disfrutar del derecho a trabajar en un país que no sea el nuestro.

  • Procesos judiciales. Es muy común que un cliente necesite una traducción jurada de certificados de nacimiento (si el hijo ha nacido en un país distinto al de sus progenitores, por ejemplo), de matrimonio (si los cónyuges tienen distintas nacionalidades), testamentos, certificados de defunción o poderes notariales, escrituras y estatutos sociales de nuestra empresa.

  • Informes médicos. Puede darse el caso de que vayamos a viajar al extranjero y necesitemos un informe médico para poder llevar con nosotros ciertos medicamentos o simplemente un informe a nivel informativo. En estos casos será necesaria la intervención de un traductor jurado que acredite dicha información.

En CBLingua nos encargamos personalmente de tus traducciones juradas para que no tengas nada de lo que preocuparte.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!