Lo que no sabes sobre los servicios de transcripción

servicios de transcripción

El Diccionario de la Real Academia Española define el término «transcripción» como la «representación de elementos fonéticos, fonológicos, léxicos o morfológicos de una lengua o dialecto mediante un sistema de escritura». Por tanto, los servicios de transcripción se ofrecen fundamentalmente con el fin de plasmar por escrito cualquier tipo de información previamente registrada en formato de audio o vídeo, ya sea en soporte digital o de cualquier otro tipo.

Servicios de transcripción – Tipos

En función del objetivo que persiga el texto resultante de la transcripción, cabe distinguir entre varios tipos:

  • Transcripción natural: se transcribe toda la información relevante. Este tipo de servicio permite realizar las omisiones y correcciones pertinentes con el fin de conferir mayor fluidez al texto. Eso sí, sin cambiar nunca el sentido de las oraciones.
  • Transcripción fonética: consiste en la transcripción de sonidos conforme a las normas fonéticas. Este tipo de transcripción se realiza en forma de símbolos gráficos.
  • Transcripción literal: en este caso, se incluyen todos los sonidos que se escuchan, incluyendo muletillas, palabras inacabadas, etc.

Pese a ser un campo algo desconocido, las transcripciones son necesarias en numerosas ocasiones y, como se ha mencionado antes, cada servicio se contrata con un fin distinto.

Servicios de transcripción

Así, la transcripción literal, por ejemplo, suele requerirse en conversaciones telefónicas, grabaciones de seguridad, juicios, contenidos emitidos en radio o televisión, etc. Por su parte, la transcripción fonética se suele emplear a la hora de representar lenguas que carecen de tradición escrita o, sencillamente, para que seamos capaces de pronunciar el conjunto de sonidos que conforma cada lengua.

Asimismo, cabe destacar el papel de la transcripción en el cine, ya que suele constituir el paso previo a la inserción de subtítulos tanto para otros idiomas como para las personas sordas. Por tanto, en muchas ocasiones, la transcripción no constituye una tarea aislada, puesto que suele ir acompañada de la traducción o la subtitulación.

Dificultades de la transcripción

A pesar de que, en un principio, la labor del transcriptor puede parecer bastante sencilla, lo cierto es que se trata de una tarea muy meticulosa que, en ocasiones, se ve dificultada por cuestiones como el ruido de fondo, la calidad del vídeo o la grabación, la simultaneidad de las voces, las interferencias, etc. Además, la ausencia de herramientas informáticas que den soporte al transcriptor complica aún más este trabajo.

El transcriptor

Una de las dificultades principales que presentan las transcripciones reside en que para redactar el mejor contenido posible es imprescindible tener en cuenta aspectos como el contexto comunicativo y el lenguaje no verbal (en el caso del material audiovisual). Por ello, resulta imposible que una máquina pueda realizar esta tarea de manera automática. Los transcriptores son, por tanto, piezas insustituibles.

En CBLingua contamos con un amplio equipo humano dispuesto a ofrecer los mejores servicios, garantizando un resultado satisfactorio y la mayor rapidez posible. Asimismo, queremos dejar patente que todo archivo recibido para elaborar el presupuesto y la posterior ejecución del trabajo se tratará de manera confidencial y, en todo momento, será propiedad de su dueño.

Sobre Carolina Balsa Cirrito 157 Artículos
Gerente - Directora. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!