¿Eres traductor? Felicidades

¿Eres traductor? Felicidades

Si eres traductor, intérprete, gestor de proyectos, estudiante de traducción y futuro profesional, felicidades. Este sábado 30 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Traducción. Por ello, en CBLingua queremos aprovechar la ocasión para darles las gracias a todos los profesionales de este sector por el trabajo que realizan día a día.

El Día Internacional de la Traducción coincide con el día de la conmemoración del fallecimiento de Jerónimo de Estridón, patrón de los traductores, quien tradujo la Biblia del griego y del hebreo al latín. Se le considera la primera persona de la que se tiene constancia que realizó la primera traducción. La Federación Internacional de Traducción instauró en 1991 el 30 de septiembre como el Día Internacional de la Traducción e intentó unir a todos los traductores del mundo para promover esta profesión y para que el mundo fuese consciente de su importancia.

Si buscamos el origen etimológico de la palabra traducción, veremos que viene del latín traductio, que literalmente significa guiar de una lengua a otra. Así que los traductores somos lazarillos de los idiomas. No solo transmitimos un mensaje de una lengua a otra, sino que guiamos a las personas a través de las palabras para que el mensaje llegue a buen puerto.

La importancia de la traducción.

Poco es lo que se conoce del origen de la traducción. Sin embargo, su papel es fundamental en el mundo en el que vivimos. Conecta diferentes culturas y nos permite comunicarnos con cualquier persona en prácticamente cualquier idioma. Quizás no nos hayamos parado a pensar en todo lo que se traduce. Pero si echamos un vistazo a las cosas de nuestro día a día, nos daremos cuenta de que todo lo que nos rodea se traduce. Desde las etiquetas de los botes de champú, pasando por el manual de instrucciones de la lavadora, hasta el software de tu teléfono móvil o tu serie o libro favorito. A veces no nos damos cuenta del papel tan importante que tienen los traductores hasta que desaparecen.

A día de hoy sería impensable vivir en un mundo donde la traducción no fuera el pan de cada día. Un mundo en el que solo unos pocos afortunados tuvieran acceso a ciertas noticias, películas o libros. Un mundo en el que no existiera la traducción y no pudiéramos conocer otras culturas o enamorarnos de sus gentes. Por eso, gracias a todos esos compañeros que hacen del mundo un lugar más fácil, comunicado y unido.

Gracias.

«Sin traducción habitaríamos provincias lindantes con el silencio».

George Steiner

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!