El traductor simultáneo de Google: ¿una herramienta eficaz?

traductor simultáneo google

La interpretación simultánea, de momento, solo está al alcance de los intérpretes profesionales. Lo digo alto y claro, sin que con ello quiera acabar con la confianza que muchos depositan en la capacidad de las máquinas, ni con la ambición de unos pocos por derrumbar el mito de la torre de Babel. El reto que se han propuesto los gigantes Google y Microsoft es cuanto menos una utopía lingüística.

¿En qué consiste el traductor simultáneo de Google?

El proyecto consiste en un software que traduce al instante las conversaciones entre los usuarios de esta aplicación. Esta propuesta, por tanto, se erigiría como una especie de traductor de Google hablado. Sin embargo, hasta el momento, cualquier intento “serio” de derrumbar la barrera del idioma ha fracasado estrepitosamente desde el momento en que debe enfrentarse a la riqueza léxica, la presencia de la cultura en el lenguaje o los giros idiomáticos. El dominio de estos aspectos, que sin duda son la esencia más pura y más bella de la lengua, es la cualidad más preciada del traductor profesional. Si bien es cierto que existen contextos en los que facilitan la comunicación interpersonal, en ningún caso se consagran como medios eficaces en el ámbito profesional, especialmente cuando se trata de traducción técnica, traducción jurídica, traducción médica o publicitaria que requieren la capacidad de comprender el texto, interpretarlo y trasladar el mensaje, nunca el código. Definitivamente, este tipo de herramientas no pueden competir con la traducción “artesanal”.

Las consecuencias de utilizar un traductor automático

El campo de la traducción es aún hoy territorio desconocido para muchos, si bien el proceso traductor no dista mucho de otros que quizás le resulten más familiares al lector: la pintura, la poesía o la arquitectura. Todos ellos comparten la necesidad de activar competencias creativas, en suma, necesitan que el autor impregne la obra de personalidad. La traducción publicitaria es un buen ejemplo de esta similitud. La traducción jurada, por su parte, se basa, entre otros, en un profundo conocimiento del sistema jurídico de los países de origen y de destino que conlleva reconocer que una sentencia en Francia puede traducirse como jugement, si la dicta un tribunal en primera instancia, o como arrêt, si es emitida por un tribunal en última instancia. Me cuesta creer que un programa informático sea capaz de elegir sin la intervención de la mente humana entre estas dos posibles traducciones de un mismo término.

traductor simultáneo google

Las consecuencias negativas del uso de los traductores automáticos alcanzan más a menudo de lo que nos gustaría el mundo profesional, aunque sí lo que se pretende es ofrecer garantías de calidad o una imagen seria y responsable, debemos sin lugar a dudas recurrir a un traductor profesional capaz de ver más allá del texto. Si observamos los errores de interpretación del traductor de Google, a penas sin importancia en el contexto particular (suponiendo que quedase en un leve malentendido), a una conversación entre profesionales que exige el dominio de un vocabulario especializado, el calado de dicho error podría ser grotesco. Den al César lo que es del César.

Sobre Carolina Balsa Cirrito 157 Artículos

Gerente – Directora. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!