El traductor jurado, el empresario de la Internacionalización

internacionalización de empresas

En las últimas décadas todo el mundo hemos sido testigos del ingente proceso de globalización que experimenta nuestro entorno en todos los ámbitos del día a día: economía, política, informática, telecomunicaciones, ocio, etc.

Si nos centramos en lo económico, el proceso de la internacionalización queda reflejado en el vasto número de empresas de diversas nacionalidades que desean ofrecer sus servicios en el extranjero.


internacionalización de empresas

La internacionalización de las empresas españolas

Ya en el año 2009, la exministra de Asuntos Exteriores del Gobierno de España, Trinidad Jiménez animaba y apoyaba a empresarios y a PYMES a llevar su negocio a Marruecos.

Un ejemplo muy claro y reciente es el de la empresa española Sacyr. Por todos es conocido como el gobierno de España presidido por Mariano Rajoy y consecuentemente el Ministerio de Fomento, encabezado por Ana Pastor y competente en la materia, apostaron por el proyecto del Puente de Panamá. La obra del proyecto se le adjudicó a la empresa Sacyr junto con la constructora belga Jan de Nuil y la panameña Constructora Urbana en 2009.

Otra muestra de internacionalización de la economía española es la empresa Ferrovial, sita en Madrid. Una de las concesiones más importantes que tuvo fue la de la autopista 407 ETR en Canadá. También se le atribuyen a Ferrovial proyectos como el del Túnel de Heathrow o el del aeropuerto de Belfast en Irlanda del Norte, entre otros.

El papel del traductor jurado en la internacionalización

En este movimiento de expansión económica y de globalización el traductor jurado, adscrito al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, juega un papel muy importante. Así, el traductor jurado se encarga de trasladar textos oficiales como los Convenios Bilaterales o los Convenios Multilaterales, junto con las reservas, declaraciones y actas de negociaciones y otra documentación oficial relacionada con estos Convenios. Es obligatoria la publicación de todos estos documentos en el Boletín Oficial del Estado.

En todo este proceso, el traductor jurado también tiene como clientes a las propias empresas, ya que se encarga de la traducción de documentos públicos como las escrituras de constitución de la empresa o el contrato de concesión, gracias al cual la empresa podrá actuar a nombre y por cuenta propia en cualquier proyecto.

Por lo tanto, la figura del traductor jurado es necesaria en el proceso de la internacionalización de las empresas, ya que si esta quiere crecer y proyectar sus ideas a otros países será pertinente la traducción de los documentos y por supuesto, la adaptación a la cultura meta.

¿Necesitas un traductor jurado para tus documentos?
En Traductores Oficiales contamos con más de 150 traductores jurado de todos los idiomas.
Entra aquí para pedir presupuesto
Sobre Carolina Balsa Cirrito 157 Artículos
Gerente - Directora. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!