El intérprete jurado en juicios

intérprete jurado en juicios

La figura del intérprete jurado en los procedimientos judiciales

En esta entrada que os presentamos hoy, vamos a llevar a cabo un análisis descriptivo de la figura del intérprete jurado en los procedimientos judiciales,  expondremos pues las principales funciones y ámbitos de actuación del intérprete traductor jurado, mientras realizamos una valoración de su situación actual en el mercado laboral en consonancia  con el marco legislativo regulador de esta profesión que puede ser de gran utilidad para muchos de vosotros.

Partimos en un primer momento de la base de que un intérprete o traductor jurado es un traductor que ha sido nombrado por El Ministerio de Asuntos Exteriores, concediéndole así potestad para legitimar traducciones de documentos oficiales con su firma y sello, de esta forma ostenten validez legal y surten efectos en los distintos procedimientos judiciales y ante las autoridades pertinentes. La principal diferencia que radica entre un traductor e intérprete es que un traductor jurado se encarga de traducir textos en formato escrito como pueden ser escrituras, poderes de representación, testamentos, actas de constitución de empresas, estatutos sociales etc. ;  y un intérprete se mueve en el ámbito de la traducción oral, por lo la complejidad del proceso aumenta de forma considerable, constituyéndose de este modo la interpretación jurada como una ardua tarea que requiere no sólo de un elevado conocimiento de las lenguas de trabajo sino del marco jurídico y legal del modelo sociocultural determinado.

intérprete jurado en juicios

De esta forma y en base a mi experiencia, es importante tener en cuenta que la figura de un intérprete juradoes necesaria en juicios orales o en actos notariales que implican la celebración de contratos, el otorgamiento de poderes de representación, escrituras de compraventas, diligencias en comisarías o declaraciones bajo juramento…

Uno de los servicios mas demandados es la comparecencia de un intérprete jurado en juicios orales, será pues el traductor jurado el que se persone ante un Juzgado o Tribunal y realizará la traducción oral para la que sea requerido, considerando la importancia de cualquier matiz implícito en el lenguaje, que será clave para la resolución de un caso. Así pues,  deberá ser consciente de la responsabilidad de su labor a la hora de interpretar a un acusado o  testigo, puesto que su figura se constituye como el canal de comunicación con el juez instructor de un procedimiento ya sea penal o civil. El lenguaje oral se caracteriza por su rapidez y dinamismo,  por lo que un buen intérprete jurado será aquel que transmita todos los matices implícitos y será capaz de retener todas las ideas para después transmitirlas con la mayor exactitud posible.

En líneas generales,  los trabajos de interpretación en el ámbito judicial son de suma complejidad , la dificultad de la interpretación en juicios o comparecencias no solo se deriva del propio lenguaje jurídico y de los actos jurídicos sobre las que versan , sino también de las consecuencias que se derivan de estos actos  como pueden ser comisiones rogatorias ,interrogatorios, escuchas telefónicas, juicios orales, extradiciones etc..) siendo pues relevante el hecho de que de la interpretación integra y exacta de lo dicho en otro idioma dependen derechos fundamentales de la parte interesada como son los derechos a la defensa, el derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho al que el proceso judicial goce de todas las garantías.

Desde mi experiencia, como Intérprete jurado de juicios orales y en comparecencias en notarias, considero que para ofrecer el mejor servicio y calidad en nuestro trabajo, es necesaria una preparación previa del caso al mismo nivel en el que lo hacen los abogados de las partes o notarios que formalizan el acto determinado, investigando previamente  cualquier posible término que pudiese aparecer por muy técnico que sea, así como llevar a cabo la consulta de todos los documentos que constituyen el caso o que son instrumentos de  acuerdos privados que serán elevados a publico. Igualmente,  es necesario poseer conocimientos especializados, ya que a veces la interpretaciónva unida al asesoramiento y explicación de un determinado aspecto legal o un precepto propio de la legislación española.

necesaria una preparación previa del caso al mismo nivel en el que lo hacen los abogados de las partes o notarios que formalizan el acto determinado, investigando previamente  cualquier posible término que pudiese aparecer por muy técnico que sea, así como llevar a cabo la consulta de todos los documentos que constituyen el caso o que son instrumentos de  acuerdos privados que serán elevados a publico. Igualmente,  es necesario poseer conocimientos especializados, ya que a veces la interpretación va unida al asesoramiento y explicación de un determinado aspecto legal,  un precepto propio de la legislación española o cualquier posible aclaración  por parte del notario, juez o abogado que resulte desconocido para el receptor incluso en su lengua materna.

El intérprete jurado igualmente está capacitado para llevar a cabo cualquier tipo de interpretación ya sea bilateral en un interrogatorio ante un juez, interpretación simultánea si se traducen las advertencias de un notario, o interpretación a vista si se procede a la lectura del documento que se va a elevar a público como un poder de representación, unas escrituras etc.

Tomando en cuenta la importancia de lo inserto anteriormente y considerando la Directiva Europea de 2010/64/ UE relativa al derecho de traductores en procedimientos judiciales en la que se dictamina que Los Estados Miembros deben velar por la calidad de los intérpretes que prestan estos  servicios, es necesario realizar una reflexión sobre la complejidad de una profesión que debe valorarse teniendo en cuenta el alto grado de especialidad requerido en el ámbito jurídico, en el sentido de que se evite el intrusismo en la misma y consideremos por tanto que los traductores e intérpretes jurados somos los profesionales más capacitados y con la formación adecuada para  la implementación y puesta en practica de las disposiciones contenidas en la mencionada  directiva en el Estado Español.

¿Necesitas un intérprete jurado para tus documentos?
En Traductores Oficiales contamos con más de 150 traductores jurado de todos los idiomas.
Entra aquí para pedir presupuesto
Sobre Carolina Balsa Cirrito 157 Artículos
Gerente - Directora. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!