Guiri encubierto o cómo parecer madrileño de pura cepa en 5 sencillos pasos

Guiri encubierto o cómo parecer madrileño de pura cepa en 5 sencillos pasos.

Ser extranjera en un país lejano de tu patria nunca es fácil. Sobre todo si por tu color de piel blanco-pared y por tu cabellera rubia eres detectable como guiri a 100 km de distancia. No obstante, si el destino de tu aventura en el extranjero es Madrid, descuida. La capital española es la ciudad más acogedora y más guiri-friendly del mundo entero.  Gracias a su carácter cosmopolita, en Madrid podrás conocer gente de todas las partes del mundo, pero también de toda España. A pesar de no haber nacido aquí, después de muy poquito tiempo en la capital, te sentirás como un madrileño de pura cepa. Y si aún no es así, sigue mis…

5 sencillos pasos para convertirte en madrileño de pura cepa:

 

  1. MADRIZ

Por muy fácil que parezca, pronunciar el nombre de la capital española de manera castiza tiene su truco. Madrí, Madrid… ¡nada de eso! Si quieres parecer madrileño de verdad, di MADRIZ. Con esa simple zeta te ganarás el respeto y el cariño de muchos madrileños.

  1. Vocabulario típico

El siguiente paso para pasar desapercibido por las calles de Malasaña es repetir bien alto y con mucha confianza las locuciones típicas madrileñas. Si algo te gusta mucho, di que mola mazo. Si algo te parece muy evidente, di que ¡es un canteo!. Cuando ves que por una cerveza MINI quieren cobrarte 10€, no te indignes. Con los 750 ml de líquido que te van a traer, no vas a pasar sed en toda la noche.

  1. Evita las zonas turísticas

Sí. Los madrileños (los de verdad y los de mentira) somos gente muy simpática y acogedora. No obstante, hay zonas que, si podemos, las evitamos a toda costa. Son las ZONAS TURÍSTICAS. Ningún madrileño en su sano juicio se paseará por la Puerta del Sol o por Gran Vía un sábado por la tarde. Intenta refugiarte en los bares de tu zona y procura buscar sitios menos frecuentados. ¡Eso sí es de un madrileño de verdad!

Cómo parecer madrileño de pura cepa en 5 sencillos pasos

  1. Sé moderno

El mayor pecado que puedes cometer en Madrid es ser demasiado normal. Entre los diez mandamientos que tienen que seguir a rajatabla los madrileños de verdad, uno de los preceptos más importantes es ser moderno. ¿Quieres tomarte una cerveza? Ve a una librería-pub-con conciertos de jazz en directo. ¿Quieres comprar un libro? ¡Dirígete a una fábrica abandonada que acoja a un mercadillo de productos regionales! ¿Te apetece una peli? Escoge una de cine alternativo, en versión original, proyectada en un cine al aire libre.

  1. No comas la comida típica

¿Crees que la comida típica de Madriz es el cocido madrileño o los callos? Nada más equivocado. Los madrileños de pura cepa aman experimentar con todos los tipos de cocina posibles. Los lunes un japonés, los martes un africano, los miércoles un cubano… El cocido te lo puedes comer también, pero en casa de tu abuela.

Estos son algunos de los componentes que constituyen a un gato (así se denomina a los madrileños de pura cepa) de verdad. Y si a pesar de seguir mis consejos, sigues sintiéndote solo, ven a la oficina de CBLingua en Madrid. Aquí te espera una guiri muy experimentada que además puede prepararte una traducción jurada

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!