Cambiar de aires: Emigrar a Reino Unido

Cambiar de aires: Emigrar a Reino Unido

Nunca es fácil hacer la maleta y marcharse a vivir a otro país. Solemos dejar muchas cosas atrás: amigos, familia, costumbres. Todo. Aunque realmente siempre seguimos en contacto con nuestro país de alguna manera. ¿Qué es lo que más echa de menos un español que se ha decidido emigrar a Reino Unido? El sol, la gente, el sol, la comida y, probablemente, el sol (otra vez). Pero antes de tener tiempo de echar de menos todas esas cosas, tenemos que preparar la documentación necesaria para poder irnos a vivir a Reino Unido: necesitamos una traducción oficial.

Estudiar

Estudiar en Reino Unido no es tan complicado como puede parecer, ya que no existen las pruebas de acceso a la universidad, como en España. Lo único necesario son buenas notas en bachillerato y acreditar nuestro nivel de inglés con el certificado del IELTS. Los motivos por los que los españoles eligen Reino Unido para estudiar son bastante claros:

  • Mejorar su nivel de inglés.
  • El prestigio del que disfrutan algunas universidades.

De hecho, en la lista de las mejores universidades del mundo encontramos que cuatro son británicas (y están entre las 25 mejores).

Sin embargo, es necesario presentar nuestro título de bachillerato o, en su caso, el expediente académico del mismo y una previsión de las notas de segundo de bachillerato junto con su traducción jurada al inglés. Asimismo, no debemos olvidarnos de realizar la traducción oficial al inglés de una carta de referencia académica de nuestro instituto. Si lo que deseas es realizar estudios de posgrado en Reino Unido, tendrás que dejar tu título en manos de un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Trabajar

¿Tienes pensado trabajar en Reino Unido? ¡Pues no salgas de España sin estos documentos! Dependiendo del puesto de trabajo al que desees optar, para trabajar en Reino Unido necesitarás un certificado de antecedentes penales y su traducción autorizada al inglés. No lo suelen pedir en todos los trabajos, pero ya se sabe… ¡más vale prevenir, que curar! Lo mismo ocurre con el certificado médico: no es obligatorio, pero sí muy recomendable. Y por último (y no menos importante), tendrás que traducir tu currículum al inglés. Sin olvidarnos de la traducción jurada de todos tus títulos y, en su caso, expedientes académicos.

Casarse

Casarse es probablemente uno de los momentos más memorables de nuestra vida. Aunque también uno de los más estresantes, debido a todos los trámites que comprende. Si te vas a casar en Reino Unido, tendrás que hacerte con un documento que certifique tu nombre, edad, nacionalidad y domicilio. Además tendrás que realizar la traducción certificada oficial al inglés de tu certificado de nacimiento, así como del certificado de capacidad matrimonial. Las personas divorciadas tendrán que presentar la traducción jurada de la sentencia firme de divorcio y, en el caso de los viudos, la traducción al inglés del certificado de defunción del cónyuge.

Negocios

Abrir una empresa en Reino Unido es mucho más sencillo y barato que en España. Además, el proceso es mucho más rápido. Por eso muchos son los que deciden expandir sus negocios por la isla o simplemente iniciarlos ahí. Aunque siempre necesitarás la traducción jurada de un par de documentos. En este caso, de la escritura pública de constitución y de los estatutos sociales de la empresa.

¿Brexit?

Es normal que, debido al brexit, muchos se planteen si mudarse a Reino Unido o no. De momento nada ha cambiado, al menos en lo que a trámites se refiere. Por el momento los españoles no necesitamos un visado para poder establecernos en Reino Unido. Sin embargo, en el supuesto caso de que necesitemos un visado para poder trabajar en Reino Unido, todo aquel que desee desarrollarse allí profesionalmente quedará sujeto a la traducción jurada de los documentos necesarios para solicitar dicho visado, además de la documentación que hasta ahora ya era obligatoria a tal efecto (certificado de antecedentes penales, documentación académica, documentación laboral, informe médico, etc.).

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!